¿Qué es un fondo de emergencia y para qué sirve?

La creación de este fondo será esencial para que no te agarre desprevenido ningún imprevisto y lo puedas enfrentar sin afectar gravemente tus finanzas personales.

¿Qué es un fondo de emergencia y para qué sirve?

¿Qué es un fondo de emergencia y para qué sirve?

La vida está llena de sorpresas y no todas son del tipo que te sacan una sonrisa, en especial cuando afectan tu estabilidad financiera. De repente, tu coche decide caer en un bache en el momento menos oportuno o el techo de tu casa decide que es el momento perfecto para empezar a gotear. Es en estos momentos cuando el famoso fondo de emergencia se convierte en tu mejor amigo y puede ser tu salvación.

¿Qué es el fondo de emergencia?

Imagínalo como tu superhéroe financiero personal. Es ese dinero guardado específicamente para situaciones inesperadas que podrían poner en peligro tu bienestar financiero.

En términos simples, el fondo de emergencia es una reserva que te ayuda a enfrentar gastos imprevistos sin tener que recurrir a instrumentos financieros.  

¿Por qué es importante tener un fondo de emergencia?

Entre otras cosas, construir este ahorro para momentos difíciles te permitirá vivir sin estrés financiero, pero también te ayudará a:

  • Tener salud financiera: la vida ya es bastante estresante por sí misma. No necesitas la carga adicional de preguntarte cómo meterás a tu presupuesto mensual este gasto inesperado, sin recurrir a instrumentos financieros.  

  •  Llegar a tus metas financieras: aún con una contingencia, el fondo te dará el dinero suficiente para salir con tus gastos normales y cubrir ese gasto adicional.  

  • Ser flexible en tus decisiones: ¿recibiste una oferta de trabajo increíble y necesitas mudarte? ¿Se descompuso tu coche y te ofrecen uno a buen precio pero necesitas la liquidez inmediata? Un fondo de emergencia te da la flexibilidad para tomar decisiones importantes sin estar limitado por el dinero.  

    ejemplo de uso para fondo de emergencia

¿Para qué sirve un fondo de emergencia?

Ahora que sabemos lo que es y por qué es importante, hablemos sobre para qué sirve realmente.

  • Gastos médicos inesperados: nadie planea enfermarse o tener un accidente, pero cuando sucede, los gastos médicos pueden acumularse rápidamente. 

  • Reparaciones del hogar: un fondo de emergencia es tu salvación cuando la estufa decide descomponerse o cuando descubres una fuga en el techo durante la temporada de lluvias.

  • Pérdida de empleo: esto, desafortunadamente, puede golpear en cualquier momento, y un fondo de emergencia te da un colchón financiero para cubrir tus gastos mientras buscas un nuevo trabajo.

  • Reparaciones de automóviles: si tu coche decide tener problemas mecánicos, tener un fondo de emergencia evitará que te quedes meses sin medio de transporte. 

  • Gastos inesperados de viaje: ya sea por una emergencia familiar o una oportunidad que no puedes dejar pasar, tener un fondo de ahorro facilita esos cambios inesperados.

¿Cuánto dinero necesitas para el fondo de emergencia?

Ahora viene la pregunta del millón: ¿cuánto deberías tener en tu fondo de emergencia? La respuesta no es universal, ya que depende de varios factores, como tus gastos mensuales, estilo de vida y trabajo y situación de tus finanzas personales. Sin embargo, hay algunas pautas que puedes seguir.

Una regla común es tener al menos de tres a seis meses de gastos mensuales en tu fondo de emergencia. Esto incluye el alquiler o la hipoteca, servicios públicos, alimentos, transporte y otros gastos esenciales. Si tienes una familia o dependientes, podrías considerar ahorrar más para cubrir sus gastos básicos.

Ahora, si tienes un trabajo estable y seguro, es posible que tu fondo pueda considerar únicamente tres meses de gastos. Pero si trabajas como freelancer o en una industria volátil, lo recomendable sería tener un ahorro de al menos seis meses de gastos para proporcionarte un colchón adicional de seguridad.

Tus metas personales también deben influir en la cantidad que decides ahorrar. Si tienes un objetivo a largo plazo, como comprar una casa, es posible que desees tener un fondo más sustancial para garantizar que estés preparado para cualquier giro inesperado en el camino hacia tus sueños. Ojo: si tienes deudas considerables, puede ser prudente priorizar el pago de esas deudas antes de construir tu fondo de emergencia. Una vez que las deudas estén bajo control, puedes centrarte en acumular tu fondo de ahorro con mayor fuerza.

¿Dónde guardar el fondo de emergencia?

¿Ya has decidido cuánto necesitas en tu fondo de emergencia, pero no sabes dónde deberías guardar ese dinero? No es tan simple como esconderlo bajo el colchón, aunque eso parezca buena idea. 

1. Cuenta de ahorros tradicional: una opción clásica y segura. Son fáciles de abrir y aunque las tasas de interés no son altas, es una opción segura y líquida pues puedes acceder al dinero rápidamente en caso de emergencia.

2. Cuenta de ahorros de alto rendimiento: estas cuentas tienden a ofrecer tasas de interés más atractivas que las cuentas de ahorro tradicionales. La única diferencia es que, aunque puedes retirar tu dinero en cualquier momento, hay un límite de transacciones mensuales.

3. Certificado de Depósito (CD): si puedes comprometerte a no tocar tu fondo durante un período específico, los CD pueden ser una opción. Ofrecen tasas de interés más altas que las cuentas de ahorro.

4. Fondo de inversión diversificado: para aquellos que buscan un equilibrio entre rendimiento y liquidez. Sólo asegúrate de que sea fácilmente convertible en efectivo cuando lo necesites.

Algunas personas optan por mantener una parte de su fondo de emergencia en efectivo en casa o en una caja de seguridad. Aunque esto te proporciona acceso inmediato, también implica un riesgo de pérdida por robo. En todo caso, sería más recomendable meterlo a una cuenta de banco.  

¿Cuándo utilizar el fondo de emergencia?

Cuando se trata de usar tu fondo de emergencia, hay algunas reglas clave que te conviene tener en mente. Primero, antes de recurrir a ese dinero, piensa bien si realmente es una emergencia o solo un antojo del momento. A veces, la línea puede difuminarse, así que tómate un momento para evaluar si lo que estás enfrentando es realmente necesario. Mantener ese dinero extra para situaciones verdaderamente de emergencia es la clave.

Otra cosa importante es mantener los retiros proporcionados a la gravedad de la situación y no dejarte ir sólo porque tienes acceso a más dinero. Así, siempre tendrás algo guardado para esos momentos realmente difíciles.  

Así que ya sabes. Calcula tus gastos mensuales, ten en cuenta tu situación laboral y establece metas realistas para tu fondo de emergencia. No te preocupes si no puedes alcanzar la meta de inmediato; lo importante es comenzar y ser constante. Incluso pequeñas contribuciones mensuales pueden sumar con el tiempo.

DiDi Pay es la billetera digital de DiDi que te permite hacer recargas telefónicas, comprar tarjetas de regalo y pagar diversos servicios, como el agua, la luz, internet y más, todo desde la comodidad de tu app DiDi y con 0 comisiones. Aquí cuidamos tus finanzas.

¿Tienes dudas?

Encuentra nuestro chat en vivo de soporte dentro de la aplicación o contáctanos al 8009533300

Consulta nuestras preguntas frecuentes

Lee nuestros artículos financeiros.

didi pay logo

Paga con DiDi Pay

Tu billetera digital